El trauma no es psicológico,

es fisiológico